22/1/08

EpifAnia

Siempre me pasa, esos momentos donde tengo esa manifestación divina, ese momento donde descubres alguna verdad absoluta en tu vida, una ‘Epifanía’. Y no sé, porque razón pero casi siempre me suceden en la madrugada, en una fiesta o reunión, en esas horas donde casi siempre estas bajos los efectos del alcohol o algún hongo psicotrópico, es cuando tus sentidos se agudizan y tus ideas que tenias perdidas en el subconsciente empiezan a salir a la superficie (claro que también te puede pasar un martes a las 4 pm y sin ninguno de esos estimulantes en la cabeza) y en medio de esa maraña de humo que te rodea , empiezas a darte cuenta que estas en el preludio de ESO . Y de repente PUM aparece ahí, ya esta divagando en tu cabeza, te has topado con esa idea que puede cambiar tu vida de un momento a otro, te hace sentir como si el mundo te perteneciera, no sé, una sensación de invulnerabilidad intelectual. Y por el otro lado, también sabes que si no la anotas en ese momento la puedes perder u olvidar para siempre, ya que tu memoria no es fiel a tus ideas y las borrara de tu cabeza en los próximos segundos sin dejar estelas de lo que paso por ahí hace unos momentos. Y además quien a esas horas se va a poner a escribir o dónde vas a encontrar un cuaderno y un lápiz a la mano para poder hacerlo.
Entonces que llega a pasar con todas esas ideas en tu vida o peor aún, que pasa con tu vida sin el resultado de esas ideas, habrás desaprovechado una ocasión única en tu vida para descubrir el verdadero significado o simplemente pasa nada más así.


O Volverán a llegar

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Te entiendo muy bien
Yo también he tenido varias epifanías en mi vida (inducidas y no)y es cierto que la vida está llena de esas ideas y posibilidades que se abren ante nosotros, que a veces desaprovechamos o simplemente no sabemos o no podemos aprovechar. Siempre he creído que la vida se mueve por hilos misteriosos. Y no sé si tú pienses igual, pero creo que esos hilos misteriosos están lejos de nuestra comprensión. Me encantó el post.
Saludos.
Manolo

Anónimo dijo...

casi siempre nos llegan en un estado de tranquilidad, sin avisar

Obieta dijo...

Muy buen post negrito, estoy completamente deacuerdo contigo. Umberto Eco dijo algo mas o menos asi:

No se trata de la revelación de algo en su escencia objetiva, sino la revelación de lo que ese algo vale en el momento para nosotros.

Yo creo que la mayoría de las veces nos quedamos con algo de esas epifanías, nos marcan, dejan huella en nosotros, en la forma en que persivimos las cosas.

Gerardo

Anónimo dijo...

La epifanía es el breve acceso al mundo platónico, en donde de pronto recuerdas algo de inusual importancia que te ilumina la mente y te hace sentir especial. Pero luego la puerta se cierra y la visión se va. Probablemente nunca vuelva. La probabilidad de ocurrencia de esos momentos aumenta con el uso de psicotrópicos, es por eso los amamos tanto.

Saludos Negrito

PFP

eliud dijo...

te entiendo muy bien ... y ahora que lo escribes me he dado cuenta de que en su momento me he dispuesto a dejar pistas en mi mente para cuando "vuelva" recordar esos momentos de iluminacion en mi vida y poder aplicar o practicar las ideas obtenidas en le viaje, pero la mayoria de las veces, ni las pistas recuerdo, sin embargo, quedan estelas, y sobre esas estelas, mi vida trascurre. BIEN BIEN NEGRO , recuerdas las amanecidas en tu rancho, viendo el sol al fondo de los cerros morados??? o cuando tomabamos el sol a las 11 de la mañana despues de una larga noche de ingesta variada?? jajaja

Tabula Rasa dijo...

no señores, yo como que los veo perdidos

Palmoba dijo...

POr eso las denominas Epifanias no?

Se van junto con el resto de muchas otras cosas, para dr lugar a su vez a otras.

Contante movimiento.

Anónimo dijo...

hahaha

FEEDJIT Live Traffic Feed