4/2/08

Una de sofismas.

Últimamente, más ahora que antes, escucho discusiones entre mis voces internas que viven dentro de mí que rezongan a cada rato: ¿qué hubiera pasado si la dirección que tome no sería la adecuada? Qué pasaría si hubiera respondido de la otra forma? Y después de esas preguntas vienen otras interrogantes que vienen detrás de estas mismas respuestas a las pasadas preguntas, así sucesivamente se van cuestionando todos mis pensamientos hasta llegar a un punto que tu cabeza ya no quiere seguir en ese viaje decadente, que al fin de cuentas, nunca llegara a un fin o respuesta lógica, porque técnicamente desde el principio esa idea es el resultado inconforme de lo que ahora es tu presente y así quererlo justificar con todos estos rezongos. Entonces Déjate de sofismas dijo mi conciencia y sigue pa’ adelante.
Aquí le dejo un fragmento del libro de Saramago, ensayo sobre la ceguera. Que habla un poco sobre la manera de nuestros rezongos de lo que hubiera pasado si………
“Que si antes de cada acción pudiéramos prever todas sus consecuencias, nos pusieron a pensar en ellas seriamente primero en las consecuencias inmediatas, después, las probable, mas tarde las posibles, luego las imaginarias, no llegaríamos siquiera a movernos de donde el primer pensamiento nos hubiera hecho detenernos. los buenos y malos resultados de nuestros dichos y obras se van distribuyendo, se supone que de forma bastante equilibrada y uniforme, por todos los días del futuro, incluyendo aquellos infinitos, en los que no estaremos aquí para poder comprobarlos, para congratularnos o pedir perdón, hay quien dice que eso es la inmortalidad de la que tanto se habla.”

3 comentarios:

Obieta dijo...

Negro, te puedo decir que por experincia que siempre se toman decisiones adecuadas aunque existan momentos en que no lo paresca asi. Como dices, hay veces que nos preguntamos si la desicion fue la correcta, la verdad, yo creo que el destino es el que se encarga de hacertelo saber en el momento indicado, de alguna manera se va uniendo gracias a nuetras desiciones, una cadena de situaciones en nuestra vida que finalmente nos lleva al mejor instante o lugar en el que podríamos estar. La vida va cambiando constantemente y no nos da oportunidad de saber si se ha tomado el camino correcto, simplemente hay que dejarse vivir y disfrutar el momento.

Anónimo dijo...

Es una empresa francamente estéril tratar de adivinar el futuro, y como la vida es algo continuo, sería francamente imposible determinar con certeza el resultado de nuestras acciones, y más aún, las consecuencias de nuestras decisiones. Sin embargo siempre tenemos que decidir, más de acuerdo a una intuición que a un calculo. De ahi eso que llaman fe. La evaluación cualitativa de los resultados de tus decisiones las haces tu mismo, asi que, en efecto, la actividad que describes se anula en sofismas. La nostalgia cuando se está lejos es poderosa, pero tu camino lo tienes que recorrer y es mejor hacerlo gustoso.

Saludos negrito, te extrañamos

PFP

Palmoba dijo...

Quizás por eso a veces me marche así...tengo por costumbre jamas pensar en que hubiera sido si....para que si ya no lo será??

FEEDJIT Live Traffic Feed