19/5/08

Cronicas de una Caminata Nocturna

Este viernes por la noche salí a caminar al centro de Bogota, a una caminata nocturna, ir al centro de noche no es un día de campo en términos de seguridad, así que uno va con cierto morbo e incertidumbre, salimos con esa sensación de miedo, acompañados por la presencia de un guía, que nos dio bastante seguridad de lo que íbamos a hacer por ahí. Empezando por el planetario hacia el conjunto de edificios del tequendama, para luego bajar por la 26 hacia los cementerios del distrito.
El cementerio de la 26, al final de este se puede ver en el segundo piso las catacumbas incrustadas en el edificio y en el otro lado, existe un departamento que casualmente del otro lado se encuentra la habitación, así que la gente del depa, cuando se acuestan quedan solamente separados por ese muro de las cabezas de los difuntos que del otro lado descansan.
En el barrio de Santa Fe, existe una ley en su urbanización que dice, que todas las esquinas de las manzanas debían ser redondas, por que se tenia la idea que eran mas amables con sus habitantes.
Marcando el territorio con símbolos.


Una calle tipica del centro.

Por que Bogota se había olvidado del su centro, después de que por décadas había sido parte fundamental para su desarrollo.
Por que nunca pudo superar "el 9 de abril".
Fue la fecha del asesinato de Jorge Eliécer Gaitan



Juan Villoro tuvo también su experiencia con la gente que viven en las calles de bogota, aquí su relato que me parece una fiel imagen de lo que puede pasar por acá.

"En una ocasión llegué de noche a la Catedral de Bogotá, en compañía de varios amigos. La iluminación de la calle era exigua y un piquete de soldados inquietaba la escena. De repente, tras un árbol o unos arbustos, aparecieron unas figuras que parecían una prolongación del follaje. Costaba trabajo distinguir los ojos entre las revueltas cabelleras. Aquel grupo era liderado por un bulto que poco a poco se perfiló como una mujer colosal. Cuando estuvo suficientemente cerca para verle las marcas de hollín en las mejillas, abrió una boca en la que sólo quedaban dos dientes inverosímiles, como los colmillos de un jabalí, y exclamó: “¡Tengo tanta hambre que me voy a comer al más grande de todos ustedes!”. Desviamos la vista a los solados, repentinamente protectores. Entonces la mujer soltó la risa robusta de los ogros y extendió una mano de comienzos del mundo, hecha para abrir cuevas y aplastar fogatas. Nuestras monedas cayeron en su palma como pepitas de una tribu inferior"
Aqui le Yemail revisando haber si es cobre..

El Pasaje Hernandez

Una de esas esquinas oligarcas de la época de oro de Bogota.
La plaza san Victorino,
Aquí también fue una de esas plazas al igual que el Cartucho. Que se hicieron para sacar toda esa gente que se la adueñaron, y se había vuelto una zona donde uno tenia que pedir permiso para poder entrar. Dicen que si no lo hacías te desaparecían y punto. Así de fácil, ni la policía podía entrar sin el permiso.




Este indigente o desechable como se les dice aquí, nos lo topamos en la plaza y nos canto "Pobre mi Madre Querida" de Carlos Gardel , con la gracia de una persona que vive en las calles, pero me sorprendió su capacidad de mantener el ritmo de la canción entera, y cuando acabo su actuacion la gente le aplaudio con tal entusiasmo y le empezaron a dar plata por su actuacion, de UNA se puso a cantar otra.
La escritora colombiana Piedad Bonnet hablaba sobre el oficio de escribir con la inseguridad de un país como Colombia, y este fragmento de lo que decía, me parece claro a lo que quiso referirse…
Flaubert escribió a Turguénev: "Siempre he tratado de vivir en una torre de marfil, pero una marea de mierda golpea sus muros y amenaza con minarla".
Brecht dijo: "Cuando estás de mierda hasta el cuello, lo único que te queda es cantar". Y sí, Colombia canta, hasta el punto de haber convertido ya en lugar común la idea de que sus reservas espirituales se manifiestan por la vía del arte.

2 comentarios:

Rizoma dijo...

todo deja ver que fue una gran noche, saludos

Palmoba dijo...

Yo a veces tambien extravio lágrimas...nunca recuerdo donde quedaron...pero jamas de 14, 30 kilates.

FEEDJIT Live Traffic Feed